Las Sutilezas del Totalitarismo

Sin excepción, los gobernantes (los políticos en general) son todos corruptos, delincuentes, ladrones y criminales. Este, es un hecho que se observa a diario y sobre el cual no quedan dudas. No es que los humanos deseamos gobiernos con esta clase de gobernantes, sino que estos señores han tomado el control de los gobiernos. No será sencillo destituir a los seres malditos que nos gobiernan, pues ellos acceden a poderes absolutos pervirtiendo la ley. Estos agentes de la destrucción, han transformado la ley en una sutil secuencia acumulativa de dictados totalitarios que les permite, progresivamente, tomar el control del gobierno y, desde allí, someter a todos los habitantes del mundo. Se vuelven ricos y poderosos. La ley y el dinero los vuelve intocables, mientras el resto de la humanidad lo pierde todo.  Así lo ejemplifica Ron Paul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *